Clima

No resulta sencillo efectuar un estudio de la climatología de esta comarca. Tanto lo relacionado con las temperaturas como cuanto concierne a la cantidad y periodicidad de las lluvias queda un tanto difuminado, no sólo porque las estaciones u observatorios no son lo suficientemente clarificadores, sino porque se trata de una comarca dividida en unos sectores altamente diferenciados por razones de altitud y de proximidad o lejanía de la costa. Es la opinión que ha venido manteniendo el profesor universitario Antonio Álvarez Alonso, quien une a su condición de estudioso el detalle,  de su vinculación, por nacimiento, a uno de los ‘municipios de la comarca.

Villa de Los Silos

Se observa, en efecto, una diferenciación más que notable entre las zonas de la llamada Isla Baja y el amplio espacio que ocupan las zonas de altitud media y superior. La suavidad de los inviernos de los espacios costeros o semicosteros, como es el caso de Los Silos, contrasta con el frío, bastante intenso, que se vive en los inviernos de Tierra del Trigo, Erjos y La Juncia. Otro tanto puede decirse de las lluvias, siempre a tener en cuenta en las zonas de altura.

Las precipitaciones en la costa no pasan de una media anual de 250 mm. aunque concretamente en Los Silos tal vez se observe un discreto aumento sobre Buenavista y Garachico. Por lo que respecta a las zonas altas, hay unas diferencias inevitables, pero sin que se llegue a los 600 mm. En el bosque disminuyen de nuevo las lluvias, al mismo tiempo que la temperatura. Aunque haya que reconocer que, en las últimas décadas, el fenómeno pluviométrico es más que preocupante, dada la escasez de precipitaciones.

Vista General de Los SIlos desde Parapente

Para el profesor Álvarez Alonso la zona de altura, inferior a los 500 m tiene unas temperaturas que pueden considerarse como elevadas en tiempo de, verano y en las estaciones intermedias. En zonas de medianías la. abundancia de nubes lleva la humedad al lugar y ya en Ias montañas  el estudio de temperaturas y lluvias resulta más difícil  a tiempo que menos interesante por no haber zonas de especial interés dedicadas a la agricultura.

El entorno natural, está condicionado por detalles orográficos y condiciona, por su parte, a la vegetación. Una vegetación irregular, que es casi inexistente en varias zonas, en las que, en épocas prehispánicas e incluso después de la conquista, se vivió una situación ganadera de cierto relieve. Algunos habitantes de la zona continuaron, después de la conquista, « … su vida pastoril, que tampoco despreciaron los nuevos pobladores, algunos de los cuales llegaron a poseer grandes rebaños de ganado menor, empezando por el propio Adelantado»

Caseríos de la zona de medianías de Los Silos

Volviendo a la vegetación, parece natural que se observara una mutación radical con el advenimiento de los primeros años de la conquista. La vegetación propia de la comarca dio paso a la aparición de la agricultura. Sólo en los terrenos que ofrecían más dificultad para ser dedicados al cultivo se pudo conservar parte de la vegetación primitiva. Nos referimos obviamente a la zona costera, donde los cereales, la caña de azúcar y la vid se convirtieron en la riqueza de la zona, en lo que influyó, de manera decisiva, la proximidad del puerto de Garachico, principal lugar para las exportaciones.

Los cardones y tabaibas pasaron, en poco tiempo, a zonas de difícil acceso, desapareciendo en los terrenos llanos. En las alturas medias aparecían zonas de hayas y brezos, que se mantienen hasta alturas considerables, para ceder el terreno, después de los 1500 m. de altura, a las grandes extensiones de pinares.

Al hablar de la vegetación de Los Silos ha de dedicarse un espacio al Monte del agua, un orgullo para el nativo. Y aquí el vocablo nativo no tiene connotaciones peyorativas ni reducciones de extensión puesto que el orgullo no es privativo, en este caso, de los habitantes del municipio silense, sino de todas las personas que, por sus convencimientos de tipo ecológico o por razones poéticas no desdeñables, tienen al Monte del Agua como un verdadero monumento de la Naturaleza, al que cualquier agresión podría significarle un acercamiento a situaciones preocupantes. Que el Monte del Agua sufrió, esas agresiones en pasadas épocas, cuando era precisa gran cantidad de madera para los ingenios azucareros, no es desconocido por nadie. También es sabido que la repoblación de especies diferentes en el lugar ha sido puesta en evidencia por los entendidos. Cabe esperar que, en los momentos actuales, cada autoridad, cada visitante y cada vecino demuestre con su comportamiento el respeto y la adoración que el Monte del Agua debe merecernos.

Monte del Agua - Los Silos

Fuente: es.wikiloc.com/

Datos climáticos y representaciones gráficas.

Temperaturas y precipitaciones mensuales.

      Temperaturas y precipitaciones mensuales. de Los Silos

Temperaturas por estaciones del año.

Temperaturas por estaciones del año de Los Silos

Clasificación agroclimática de J. Papadakis.

Clasificación agroclimática de J. Papadakis de Los Silos

Representaciones gráficas.

Grafica de Precipitaciones de Los Silos Gráfica de Oscilaciones Absolutas de Los Silos Gráfica de Temperaturas Medias  de Los Silos Gráfica de Temperaturas Medias Estacional de Los Silos

Fuente: Instituto Nacional de Meteorología 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies